san sperate_edited.jpg

Cuentanos de nosotros

Novembre 2019
Me llamo María G.....
Me gusta mucho viajar pero, a causa de la ceguera me había surgido siempre el problema de cómo
poder hacerlo sin tener a disposición alguna persona vidente que quisiese hacer el viaje conmigo.
Este año, he descubierto un operador turístico italiano, que, desde hace más de diez años organiza
viajes especialmente pensados para personas ciegas y deficientes visuales, tanto por las metas
elegidas y por las cosas que se visitan, como porque, es posible viajar sin ningún acompañante dado
que son ellos quienes lo ponen a disposición del viajera. Este varano, he estado con ellos en
Cerdeña, me ha encantado, y con toda seguridad repetir
Juan:
 
"He tenido la oportunidad de disfrutar de un viaje inolvidable a Marruecos con?Destinos
Accesibles?en febrero de 2020. Es difícil resaltar algunos aspectos del viaje pues todo en su conjunto
ha sido genial. Aún así quiero dejar constancia sobre todo del excelente apoyo que recibimos las
personas con discapacidad visual por parte de los guías del grupo, también de las actividades
propuestas perfectamente inclusivas para todos los participantes, y el clima generado en el
grupo, como una gran familia.
No dudaría en recomendar vivir una experiencia de este tipo a cualquier persona con baja
visión o ceguera, esperando que nos encontremos pronto en próximos viajes".
En la foto nuestro viajero incansable Juan Puig junto a nuestro guía, Mohammed"
David, Suiza 2019

Cuando me fui el 7 de septiembre, supe que Cerdeña era la tierra de la comida rica: cannonau, pan de carasau, ovejas y esas extrañas canciones que más tarde descubrí que se llamaban cantos tenores. Ovejas que no he visto, pero por otro lado he sido arrastrado por una tormenta de otras cosas. Puedo llamarlo mis vacaciones más bellas durante muchos años, sin quitarle mérito a las demás, pero lo viví de manera diferente. Aquí algunos recuerdos dispersos de la gente que he ido conociendo:
Chiara Vigo, una mujer con el corazón de una sacerdotisa, es única para trabajar el Sea Bisso, una tela tan noble y preciosa que no se vende ni se compra. Una maestra como  se define a sí misma, porque su propósito es transmitir un conocimiento que ha influido en su familia durante 28 generaciones.
Raimondo Usai, un genio que construye instrumentos antiguos, crea otros nuevos, con la modestia de un monje, que cultiva su jardín, destila licores de las plantas que va a buscar, hace gafas con cuernos, trabaja acero para hacer lanzadores, inventa instrumentos como banzucca, un instrumento de cuerda con un sonido cristalino, y con un alambre de acero y un cerdo hace de la vejiga un instrumento de percusión.
Pinuccio Sciola, un hombre que ha sido capaz de descubrir y sacar el sonido de piedras, calizas y basaltos, creando esculturas que ceden.
Paolo Casarin, cerdeña apasionado por su tierra, nuestro viajero en el más allá de Cerdeña, más allá de la costa de Smeralda, y las producciones artesanales en serie, hasta las minas de Sulcis, en la tradición atávica de los mamutonos, entre los restos de un enorme sitio romano, entre los pastores de Orgosale, en la cripta de una iglesia ahora ortodoxa, en las murallas de un perensón dormido.
Todo este recorrido hecho para unas pocas personas, un pequeño grupo, en donde se realizó un viaje táctil en el que se podía tocar todo, elegido de manera especial para poder visitar destinos que no son exclusivamente visuales, aunque el encanto de sus paisajes no fue excluido.
Por todo esto tengo que agradecer a mi esposa, que encontró este viaje para mi cumpleaños, pero inmediatamente después a Paolo Casarin y Planet Viajes responsables o, en mi caso, viajes accesibles, que en esta zona tiene una experiencia considerable, al menos a juzgar por lo que nos ofrecieron en los ocho días en suelo sardo. Por ahora trabajo y no puedo embarcarme en todos los viajes que proponen, pero creo que no tendría ninguna dificultad en confiar en el Destinos Accesible para explorar Perú o México, o más simplemente Provenza, o inventar un destino, encontrar algunos amigos y pedirles que me organicen un viaje accesible. Sólo puedo terminar con un deseo: ¡Feliz viaje!
destinos logo orizzontale_edited_edited_